Anti-Izquierdismo
Un website para cuestionarse 150 años de ideas destructivas que nos han sido heredadas.

martes, diciembre 28, 2004
La Caperucita y el Estado

Érase una vez...un lobo que alienado por la explotación de los capitalistas y privado de la supuesta plusvalía de su trabajo carnívoro, quiso desquitarse en el espíritu de la lucha de clases, contra Caperucita la burguesa. ¿Con qué derecho esa niña tenía tres comidas al día y un hogar agradable, mientras que el lobo tenía que cazar todos los días? El lobo se acercó a la empresa alfarera de Caperucita y le dijo "La Constitución dice que tengo derecho al trabajo, por lo tanto me contratareis, me pagaréis el salario mínimo fijado por el Estado sin importar mis habilidades o beneficios para vuestra empresa, pagareis mis aportes a la SS (Seguridad Social), me daréis el 15% de las utilidades que no alcancéis a esconder, luego de que paguéis el Impuesto a la Renta". La Caperucita atónita le dijo "Pensaba yo que mi vida y su fruto me pertenecían", a lo cual el lobo contestó "Siempre y cuando aportéis con parte de vuestra usura al mantenimiento de carreteras, escuelas, hospitales e infraestructura estatal, podréis vivir y se os permitirá laborar en territorio nacional. Os debéis a la sociedad, siendo esta administrada por los hábiles políticos y los sagaces funcionarios, y en tanto honréis tal compromiso involuntario y acatéis cuanta regulación os endilguen los legisladores positivistas, vuestro estilo de vida será permitido"

La Caperucita buscó inútilmente la forma de enviar sus ganancias a un paraíso fiscal, más no pudo contra la pandilla del lobo, que pronto ya había formado un sindicato. Luego del sindicato, un Partido de los Depredadores, para la defensa de las criaturas rapaces frente a las injusticias provocadas por los comerciantes y productores humanos.

Llegaba la fecha de declaración de impuestos varios, y Caperucita oyó la puerta sonar. "Abridme burguesita insulsa, es hora de que paguéis vuestra deuda social a la fuerza o sufráis persecución estatal". Caperucita pensó que bastante ya era haberse sentido presionada por su prima -profesora de sociología- a crear una fundación para pagar dicha deuda social, pues "Las ganancias no pueden ser la razón de ser de una empresa, si no la conciencia social y el humanismo". Pero Caperucita nunca entendió esas palabras, pues bastante humana era al ser feliz e irradiar la felicidad a los demás, y sociable al tener amigos y serles leal y cariñosa y al formar parte de una hermosa familia.

Pero alguien más había escuchado la llegada del lobo, antes vividor y ahora sindicalista y político a tiempo completo. Esta persona entró también a la habitación.

La abuelita, quien vivió la mayoría de su vida antes del nazismo-socialismo-keynesianismo y aprendió sus valores políticos de su madre nacida en la Europa que era toda un paraíso fiscal en el siglo XIX, sacó la escopeta y ahuyentó al lobo, quien tuvo que ir a escribir poesías al Che Guevara y enseñar canciones de Pablo Milanés en guitarreadas a desprevenidos adolescentes, para ganarse la vida sin ayuda estatal. Luego se volvió Ph.D. en economía keynesiana, para seguir contribuyendo a su innoble causa, como intelectual de la corte, aunque ya no haya reyes si no presidentes, y la corte se elija cada 4 años. Vivió una larga y gris vida justificando cuanta discrecionalidad estatal fuese posible mediante gráficos y fórmulas que obscurezcan la comprensión de la realidad ética y económica.

La Caperucita volvió a producir sin tanta traba, dejó de buscar formas de sacar sus ganancias al exterior pues obviamente la rentabilidad es mayor en una economía emergente, siguió creando fuentes de trabajo y trasmitiendo valores de puntualidad y seriedad a sus empleados y proveedores, siguió creando valor para accionistas y clientes, etc. Pero sobre todo, volvió a ejercer su total derecho a la ganancia lograda en acuerdos voluntarios, y a enriquecer la vida de los demás como siempre ocurre en el proceso económico.

Pero el cuento no acaba ahí, por cada Caperucita hay muchos lobos esperando a aprovecharse, pero las abuelitas del mundo se están muriendo y con ellas el recuerdo de una época más sencilla y justa, donde la socióloga derridiana o el economista neomercantilista no reinventaban la historia y hacían pensar a las caperucitas del mundo que sin funcionarios públicos ni ministerios el mundo jamás había funcionado ni funcionaría bien...

FIN
miércoles, diciembre 22, 2004
La anti-globalización es un lujo de pocos

Así es. Se necesita de mucho dinero para participar en foros mundiales, viajar en las mejores aerolíneas, y protestar contra el comercio que abarataría la vida de los pobres (pero garantiza la propia permanencia en un sindicato, partido populista u ONG).

Esta es la verdadera cara de los animadores y los organizadores de la antiglobalización. He aquí lo que se oculta en esa pretendida “escena política renovada”, esas “nuevas alternativas”: toda la vieja quincalla burguesa de los sindicatos y la social-democracia, pasando por el trotskismo y otros componentes del izquierdismo.


Los marxistas no se tragan el cuento: la antiglobalización es un movimiento de parasitos del sistema Mercantilista (Economía Mixta). Por supuesto, el marxismo es un error intelectual y ético, pero es interesante ver cómo el arte del pataleo global no es respetado por su propia tendencia afín.
Revolución contra la herencia cultural

Veamos cómo cuida la espiritual, gloriosa y heróica Revolución Cubana del patrimonio cultural de los ciudadanos que ha tenido a bien confiscar y aislar de todo esfuerzo empresarial privado o al menos "mixto".

No, no es culpa del bloqueo (ni los "gringos" son ricos porque son rubios). El socialismo no puede economizar; no puede mantener ni crear valor. Por ende, malvive y poco puede sostener adecuadamente necesidades superiores a las básicas (biológicas en la pirámide de Maslow) como el arte y la cultura, siempre que no le sirvan de propaganda inmediata o de circo diario para olvidar el hambre (y la ostiomielitis infantil). Por eso hace joint ventures con socios extranjeros a los que insulta en privado y en asambleas del PCC, por eso admite dólares mientras que considera esa moneda un engrendro del mal, y por eso permite mercado negro para que los cubanos puedan abastecerse de bienes básicos como papel higiénico, cepillos dentales y desodorante. El mismo problema tuvo la URSS, la cual nunca tuvo embargo. Al contrario, tenia 1000 millones de personas prisioneras e ingentes recursos y era incapaz de producir artículos de limpieza personal en cantidades elementales. La solidaridad produce mal olor corporal, si aceptamos ese mal uso del término.

Mientras el centro histórico de La Habana se derrumba, sobra tiempo y recursos para la propaganda totalitaria.
lunes, diciembre 20, 2004
La Revolución Cubana: un secuestro masivo

Más allá de la mascarada que todo totalitarismo local o nacional encierra, hay que juzgar en la práctica si los individuos mantienen el derecho al fruto de su trabajo (no), la libre asociación (no), libre expresión (no), libre movilidad entre fronteras (no) y propiedad de su propio cuerpo (no).

"Fidel Castro parece un secuestrador" - Urgente24.info, Dic 20, 2004

Hoy fracasaron las gestiones de la Argentina con Cuba, según dijo el canciller Rafael Bielsa al hijo de la médica cubana Hilda Molina, Roberto Quiñónez. Desolados, los familiares afirmaron que “parece que se estuviera ante un secuestrador (por Fidel)"quien te dice "si querés volver a ver a tu familia, tenés que poner tanta plata”. Pese a que no se pudo llegar a un acuerdo, los familiares no descartaron viajar a La Habana.

...

"Acá parece que ya no importan los derechos humanos de las abuelas, ni los de los nietos, sino que parece que se estuviera ante un secuestrador que te dice ´si querés volver a ver a tu familia, tenés que poner tanta plata", comparó el médico.

Quiñones, nacionalizado argentino y que hace 10 años reclama que su madre y su abuela de 84 años puedan salir de Cuba para conocer a sus nietos, expresó que la situación actual lo hizo repensar su negativa acerca de viajar a La Habana, a pesar de que eso "va contra nuestros principios".

Ver toda la noticia sobre el último escándalo internacional, esta vez Cubano-Argentino.
El fracaso del socialismo light

EL MODELO SUECO: EL PARAÍSO DEL ‘ESTADO DE BIENESTAR’

Roland Huntford ha podido describir la Suecia moderna como un Estado corporativo. Se dice que Gunnar Myrdal, gurú de la socialdemocracia sueca, se contaba entre los admiradores de primera hora del fascismo mussoliniano. Según Melvin Krause, de la Hoover Institution, los italianos eran demasiado individualistas e indisciplinados como para hacer honor al modelo corporativista de Mussolini, y en la Suecia colectivista es donde está mejor plasmado este modelo. Un viceministro de educación, Sven Moberg, admitía que las asociaciones estudiantiles obligatorias se parecen a las corporaciones medievales, pero , añadía, "nuestro fin es establecer un modelo corporativo".

Ciertamente, la socialdemocracia se presenta a menudo como ideológicamente ecléctica y hasta pragmática. Pero, ¿es injusta esa comparación con el modelo sueco? Si hubo en otros tiempos libros que tenían por título ‘El modelo sueco’, los años setenta y ochenta vieron el famoso modelo minado por la doble constatación de que el Estado-Providencia es económicamente ineficaz y políticamente opresivo. En la década de los ochenta el crecimiento sueco se redujo al mitad que el norteamericano y el nivel de vida de estos escandinavos se vio gravemente afectado por la galopante inflación. El economista sueco Sven Rydentfelt, como muchos otros economistas ciertamente, calculan que la tasa de paro real es entre cuatro y cinco veces superior a la cifra oficial (en torno al 5% hoy en día) si se tiene en cuenta el paro encubierto mediante empleos fantasma y artificiales contabilizados por el Estado. La cuarta parte de las pequeñas y medianas empresas desparecieron en una década. En el sistema médico estatalizado, impersonal e inhumano, para una cirugía no urgente de vesícula biliar hay que esperar 3 años por término medio.

El Estado sueco sustrae hacia sus arcas casi dos tercios de la producción nacional. El trabajador industrial medio se ha tenido que enfrentar hasta tasas de impuestos sobre la renta del 60%.

En Suecia están prohibidos los juguetes bélicos y la película ET. El Estado vela por todo. Los funcionarios tutean a sus administrados: igualdad y fraternidad. En el gran mural grisáceo del paraíso social, la criminalidad sube en flecha: en Estocolmo, en 1980, uno de cada diez profesores fue agredido o gravemente amenazado en la escuela. Una tercera parte de las muertes de jóvenes entre 20 y 25 años es debida al suicidio.

En Escandinavia, el puño bien visible del Estado ha sustituido a la mano invisible del mercado. En Dinamarca, Mogens Gilstrup, presidente del Partido del Progreso fue encarcelado por hacer apología de la evasión fiscal y llevar a cabo su enseñanza. Ingmar Bergman fue arrestado por lo mismo: evasión fiscal, el delito supremo de la socialdemocracia. Bergman pronto se exilió y pronto es imitado por B. Anderson. Muchos otros artistas y escritores han huido a Estados Unidos como Max von Sydow, o a Italia, como Thulin o Sven Stolp. El apodado ‘Doctor Milagro’ de la economía sueca, se marchó a vivir a Francia y hasta el propio Myrdal pasa más tiempo en Santa Bárbara, California, que en su país.

Como simbiosis del Estado Providencia, la socialdemocracia sólo puede conducir al aplastamiento del individuo por el Estado. En 1984, de George Orwell, gobiernan hombres malvados. En el Estado de Bienestar sucede aparentemente lo contrario: los políticos y burócratas son buenos padres de familia o mujeres cumplidoras en el trabajo. Pero las intenciones no cambia la lógica de las instituciones. Y está comprobado que la tiranía hay que esperarla menos del lado de los sádicos que de estos partidarios del Estado que tanto nos quieren. "Lo que hace del Estado un infierno es que el hombre intenta hacer de él su paraíso", escribía Holderlin.

La película THX-1138 dirigida por George Lucas al inicio de su carrera, nos muestra un escenario más plausible de la actual tiranía, describe la socialdemocracia del futuro, una Suecia perfecta, donde el Estado os controla desde la cuna hasta la tumba para vuestro propio bien. "Trabaja duro, mejora la producción, previene los accidentes y sé feliz.." repite dulcemente el eslogan del Estado. Extraído de su número en la Seguridad Social, THX-1138 es el nombre del héroe que se subleva contra la bondad, eficacia y opresión de ese Estado de asistentes sociales. En un desenlace fantástico, acabará por escapar de los policías que llevaba tras sus talones porque el eficaz Estado había rebasado sus previsiones presupuestarias en la persecución.

Tras las críticas de algunos pensadores y periodistas, la prensa acaba descubriendo un Estado asistente social que se ha convertido en un Estado policial. En un documentado reportaje, Liberation descubre la verdadera cara de este socialismo de rostro humano: 22.000 niños suecos, un récord en Occidente, han sido arrebatados a sus padres por asistentes sociales sin mandato judicial. Por ejemplo, el 3 de mayo de 1979, media docena de policías de paisano rodean la casa de Ingegerd Mabrell, una divorciada de 48 años de las que los servicios sociales sospechan vagamente que educa mal a sus hijos, y dos asistentes sociales penetran y se llevan a su hija Eva de 14 años, y luego van a la escuela y secuestran también a su hermana pequeña Marianne. Han hecho falta más de dos años de procesos judiciales y una pequeña fortuna en gastos judiciales para que la madre pudiera recobrar a sus hijos. Un asistente social de la ciudad de Vaggeryd intentaba desde hace tres años quitarle el pequeño Mikael a su madre, Inger Johanson, porque es obesa y piensa que es demasiado fea para educar a su hijo. Una joven británica residente en Suecia. June Holsrot, ha estado a punto de que le arrebataran su hijo porque los cuidadores del jardín de infancia le reprocharan que hablara inglés en casa, obstaculizando así la ‘buena socialización del niño’. Bajo iguales presunciones, el pequeño Alexandre Aminoff, de 10 años, fue raptado por funcionarios suecos a la salida de la escuela y, según comenta Cornelia Spar cinco años más tarde, sus padres no le habían vuelto a ver.

Cualesquiera que sean los motivos, la soberanía del Estado produce consecuencias inadmisibles. La tercera vía que forman conjuntamente el corporativismo y la socialdemocracia no conduce a ninguna parte; sólo al estatismo y la tiranía.

de Pierre Lumieux, Soberanía del Individuo
domingo, diciembre 19, 2004
Redimensionando a los genocidas

Estos dos tipos, armados de una filosofía colectivista y la necedad suficiente como para hacer cumplir a sangre y fuego sus ideas, fueron responsables del inicio de la esclavitud de la mitad del orbe algunos años después. Personalmente ambos (sí, no sólo Stalin) ordenaron ejecuciones masivas, juicios sumarios y encarcelamiento de opositores políticos. Lo importante es recordar que eran muy buenos oradores, carismáticos, simpáticos con los niños y animales (como todo político cuando está bajo la mirada del público), y que sus ideas parecían "solidarias" y "nobles".

Jamás considere a los colectivistas como "sinceros aunque equivocados idealistas." El propósito de esclavizar a algunos hombres para el bien de otros no es un ideal. La brutalidad no es idealista y no importa cuales son sus designios. Nunca diga que el anhelo de "hacer el bien" por la fuerza es un buen motivo. Ni el deseo de poder ni la estupidez son buenos motivos. - Ayn Rand


martes, diciembre 14, 2004
PARA NUNCA MAS VIVIRLO, NUNCA MAS PROVOCARLO

El 15 de septiembre de 1973, la influyente revista de opinión británica THE ECONOMIST publicó un editorial titulado "El fin de Allende”, en el cual sostiene algunas verdades del tamaño de una catedral que es fundamental recordar para que NUNCA MAS más Chile llegue nuevamente al borde de la guerra civil, se destruya la democracia y se violen los derechos humanos. Aqui se reproducen las afirmaciones claves, con mayusculas nuestras.

"La muerte transitoria de la democracia en Chile será lamentable, pero la RESPONSABLIDAD DIRECTA pertenece claramente al Dr. ALLENDE y a aquellos de sus SEGUIDORES que constantemente atropellaron la Constitución".

"El gobierno de Allende fue más allá de la destrucción de la economía. VIOLO LA LETRA Y EL ESPIRITU DE LA CONSTITUCION”.

"El mes pasado, una resolución aprobada por la mayoría opositora en el Congreso señalaba que ‘el gobierno toleró el surgimiento de grupos armados de extrema IZQUIERDA que se estaban preparando de manera abierta para LA GUERRA CIVIL".

"Las Fuerzas Armadas tuvieron que intervenir porque FALLARON TODOS LOS MEDIOS CONSTITUCIONALES para frenar a un gobierno que se comportaba de modo constitucional".

"Esto significará la muerte transitoria de la democracia en Chile, lo cual será deplorable, pero NO DEBE SER OLVIDADO quien lo hizo INEVITABLE".

Las G's del izquierdismo

"Las tres revoluciones fundamentalmente izquierdistas, aquellas que engendraron la democracia francesa, el socialismo internacional ruso y el nacional-socialismo alemán, formaron y moldearon la historia de los últimos doscientos años y establecieron los 'Siglos de la G' -- guillotinas, galeras, (horcas), cámaras de gas, y gulags".

"The three fundamentally leftist revolutions, those that spawned France's democracy, Russian's international socialism, and Germany's national socialism, formed and fashioned the history of the last two hundred years and established the 'Centuries of the G' — guillotines, gaols, gallows, gas chambers, and gulags".

Erik von Kuehnelt-Leddihn en Leftism Revisited, pg xvii
viernes, diciembre 10, 2004
Revel..aciones nazicomunistas

En “Revolución y contrarrevolución en Alemania”, publicado en 1852 en la misma revista, el propio Marx se pregunta cómo desembarazarse de “esos pueblos moribundos, los bohemios, corintios, dálmatas,...etc”. La raza cuenta mucho para Marx y Engels. (sic)

Éste escribe en 1894 a uno de los amigos con los que mantenía correspondencia, W. Borgius: “Para nosotros, las condiciones económicas determinan todos los fenómenos históricos, pero la raza es en sí un dato económico..” En este principio se basaba Engels en la citada revista dirigida por Marx para negar a los eslavos toda capacidad de acceder a la civilización en otro de sus infames artículos. “Aparte de los polacos”, escribe, “los rusos, y quizás los eslavos de Turquía, ninguna otra nación eslava tiene porvenir pues a los demás eslavos les faltan bases históricas, geográficas, e industriales necesarias para la independencia y capacidad de existir”.

Jean Francois Revel, en "La Gran Mascarada"
Demasiados ungidos


...hay en el mundo exceso de grandes hombres; hay demasiados legisladores, organizadores, instituyentes de sociedades, conductores de pueblos, padres de las naciones, etc. Demasiada gente que se coloca por encima de la humanidad para regentarla, demasiada gente que hace oficio de la humanidad. - Frederic Bastiat
miércoles, diciembre 08, 2004
Amor y odio al capitalismo


Es de lo más sencillo, pero muy poca gente se detiene a pensar en el tipo de instituciones (mercado, dinero, banca, empresas, derechos de propiedad) que así no sea en su territorio si no otros -donde se ha inventado lo que alegremente usan- son las responsables por muchos bienes y servicios.

¿Qué inventos del capitalismo usó hoy?

Todas las personas, por muy fanáticas que puedan ser en sus diatribas contra el capitalismo, implícitamente le rinden homenaje al clamar apasionadamente por los productos que crea.
Ludwig von Mises

La percepción de la pobreza como algo moralmente intolerable en una sociedad rica, tuvo que esperar a la aparición de una sociedad rica.
Nathan Rosenberg

La globalización es el chivo expiatorio de los inútiles.
Jean-François Revel

domingo, diciembre 05, 2004
Y un logro soviético

El daño a la Cuenca del Mar de Aral, bajo la sensibilidad del estatismo socialista. En otra ocasión se hablará de Chernobyl...

Logros ecológicos de la Revolución Cubana

La Bahía de La Habana es una de las más contaminadas del Mundo y no existe vida marina, antes de 1959 se podía pescar en ella.
Más del 50% de los ríos cubanos están contaminados con aguas serviles y desechos industriales, antes de 1959 estaban contaminados menos del 5%.
Después de 1959 se deforestaron miles de hectáreas de bosques nativos para sembrar caña lo que provocó la extinción de especies animales y vegetales endémicos, la erosión de los suelos y la desertificación de gran parte de ellos.
Después de 1959 se intentó desecar la Ciénaga de Zapata para sembrar caña, lo que hicieron provocó un desastre ecológico en la misma y de haberse logrado hubiese desaparecido el más importante biosistema cubano.
Desde inicios de los 90s se comenzó la construcción de pedraplenes (caminos de piedra y tierra sobre el lecho marino) lo que ha provocado desastres ecológicos en la plataforma marina por cortar estos las rutas migratorias de las especies marinas y el flujo de las corrientes.
¿Es esto otro éxito del Estado y en particular del Estado Comunista?

Publicado por Jorge Perez en Liberalismo.org
¿Es viable la Izquierda?

"Si las leyes son iguales para todos, los resultados serán desiguales porque la gente es desigual. Lo que sí logra la igualdad ante la ley es más prosperidad para todos, aunque en forma desigual, y también logra paz, pues nadie se siente discriminado por las leyes."

Ver todo el artículo del rector de la U. Francisco Marroquín, el Dr. Manuel Ayau Cordón.
sábado, diciembre 04, 2004
Dos dogmas sobre la riqueza

Es lamentable que se siga sosteniendo dos dogmas una y otra vez refutados por la teoría económica, la realidad y el sentido común.

Hablo por supuesto, de la Teoría de la Explotación de Karl Marx, y el llamado dogma Montaigne sobre la relación entre países. Si algo configura las supersticiones sobre la supuesta maldad del capitalismo y del internacionalismo empresarial y cultural (a.k.a. "globalización), son esas dos creencias. Haremos bien en evaluarlas, no porque un lector medianamente ilustrado lo necesite, si no porque a la placentera tarea de señalar lo cómico de la Izquierda en clave cómica precisamente, se debe añadir de vez en cuando un poco de teoría para que mucha gente con poco tiempo (o entereza en el caso de los izquierdistas) pueda refutar tales supersticiones.

I. La Teoría de la Explotación de Marx

En un ejercicio de prestidigitación intelectual, Karl Marx concentra su atención en las "mercancías" en el esfuerzo de demostrar que un bien económico es "trabajo cristalizado "(Das Kapital Vol. I). Triste es ya de por sí el intento de descalificar como bien económico a otros elementos de la vida humana que son escasos (incluyendo el tiempo y las oportunidades dejadas de lado) pues esto supone poner a los objetos, las máquinas y otros elementos objetivos en el centro de la Economía. La verdad es que el ser humano es el centro de la acción económica (por eso los escritos de Karl Marx pueden calificarse de inhumanos sin necesidad de contabilizar las víctimas de la aplicación de ellos) y su pretensión fue algo inútil. Con la publicación postuma del III volumen de Das Kapital, Marx pretendía resolver una inquietud: si el valor de las mercancías estaba determinado por horas-hombre (homegeneizándolas a fortiori), ¿cómo es posible que distintas combinaciones de capital fijo y variable (como Marx los clasificó) produjeran igual valor de cambio en el mercado? Ese volumen no sólo que no resuelve el dilema, si no que lo expone aún más pristinamente: el propio edificio marxista, sin necesidad de revisar sus bases se derrumba por su propia inconsistencia. Parte de una teoría laboral del valor, para desembocar en una contradicción reconocida por los propios marxistas y develada por Eugen Boehm-Bawerk ya en 1896. Por eso los marxistas ahora lo son a nivel cultural o sociológico, pero se abandonó las bases del edificio: la "explotación" al trabajador y "alienación" del trabajador frente a su trabajo.

En palabras menos técnicas: No es posible sostener que un objeto es "trabajo cristalizado" ni algo similar, y que contiene el trabajo no remunerado al "trabajador" en forma de plusvalía. La propia diferenciación de habilidades humanas en distintas áreas e industrias vuelve posible tal pretensión. Por otro lado los bienes económicos son mucho más que los bienes transables o "mercancías". Y por último, el valor tiene origen en la mente humana, tanto al apreciar algo dado, al transformarlo (crear) y al intercambiarlo por algo que se valora más. Como dijo Michael Novak: el origen del capital es la mente.

II. El dogma Montaigne

Montaigne sostuvo que los países ricos se volvieron ricos a costa de los países pobres. Mucha gente -sin nociones de Economía- aún sostiene eso en distintos círculos y en otros formatos. Pero la historia dice lo contrario. a) Los países colonizadores siempre vieron beneficios directos en la conquista pero se perjudicaron durante la colonización. b) Los países colonizadores no se desarrollan (crean las instituciones y el nivel de vida en cuestión) hasta no cortar lazos con sus colonias. c) Hay paises desarrollados sin colonizar a nadie. d) Hay paises colonizados que ya superaron a los "explotadores" en producción y calidad de vida (Hong Kong, Irlanda, Singapur).

Por supuesto, Montaigne hablaba más bien del comercio no impuesto, si no voluntario (libre) entre naciones. Pero en ese caso es aún menos cierto: si dos partes intercambian es porque esperan beneficiarse ex ante de la transacción. La historia del comercio internacional es uno de ganancias mutuas, de ganar-ganar. Las relaciones ganar-perder están basadas no en la consensualidad si no en la imposición: los impuestos, la redistribución, las imposiciones políticas de una mayoría a una minoría, de un país a otro, de una capital nacional a las provincias, de la clase parasitaria (política) a los ciudadanos, una mafia, etc. Pero nada tienen que ver estas últimas con el mercado, que es la suma de acciones voluntarias. Quien no conoce esa separación va a vivir ciego a las razones por las cuales medio globo terráqueo ya abandonó la pobreza que azotó a la humanidad durante 7.000 siglos.
jueves, diciembre 02, 2004
La narcodictadura cubana

Dado que el gentil público izquierdista suele defenderse (evadir es más preciso) de cualquier acusación apuntando a la paja en el ojo ajeno, cabe otra vez aclarar: Sí, hay gobiernos en todo el planeta y de todo tipo involucrados con el tráfico de estupefacientes y armas. Dicho eso, procedamos a desenmascarar al ídolo revolucionario del Caribe:

"¿Habían sido descubiertos unos maleantes dentro de las estructuras de mando de la honorable revolución cubana y se les castigaba por su felonía? Nada de eso. El delito sí, había sido descubierto, pero no por los servicios de inteligencia cubana –que eran los delincuentes–, sino por el Drug Enforcement Administration, la DEA norteamericana que vigila y persigue el narcotráfico en el terreno internacional. Sencillamente, el Gobierno cubano había sido agarrado con las manos en la masa de la cocaína. La DEA tenía las pruebas de la complicidad con el
narcotráfico de la Marina, la Fuerza Aérea, el Ministerio del Interior y hasta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Los cuerpos policiacos estadounidenses habían infiltrado en la operación a un piloto taiwanés, Hu Chang, que el 8 de mayo de 1987 aterrizó en una de las más secretas instalaciones del Gobierno cubano, en un vuelo procedente de Colombia cargado de cocaína. Prueba contundente que reproducía la experiencia previa de dos narcotraficantes cubanoamericanos, Reynaldo Ruiz y su hijo Rubén, vinculados por lazos familiares a un alto oficial de los servicios de inteligencia cubanos, Miguel Ruiz Poo, situado en Panamá. Reynaldo y Rubén, obligados a colaborar con la DEA como modo de reducir las acusaciones que se les formularían por narcotráfico, le habían dado al Gobierno norteamericano todas las pruebas y pistas necesarias para que Castro pudiera ser llevado a los tribunales por sus vínculos con el
tráfico de narcóticos y «lavado» de dinero. No obstante, decidido a presentar el caso de manera totalmente irrefutable, el Gobierno norteamericano comete entonces una increíble estupidez: se propone tenderle una trampa al mismísimo ministro del Interior, el general José Abrantes, y para esos fines saca de la cárcel a un narcotraficante cubano llamado Gustavo Fernández, Papito, que en el pasado había colaborado con la CIA, y le propone una sustancial rebaja de su pena si se presta a montar la celada. El plan –en el que piensan hasta utilizar un submarino– incluye el apresamiento en aguas internacionales de Abrantes y su posterior presentación a los tribunales y a la prensa.

Gustavo Fernández, naturalmente, acepta, pero en un descuido de quienes lo vigilan escapa a La Habana y cuenta todo lo que sabe: va a estallar el escándalo y Castro dejará de ser la heroica figura de la Revolución para convertirse ante los ojos del mundo en un vulgar narcodictador de la categoría del panameño Manuel Antonio Noriega, figura absolutamente desacreditada por aquellas mismas fechas. Esto ocurre entre abril y mayo de 1989." - Historiador cubano

El héroe revolucionario reducido a mercanchifle de sustancias sicotrópicas para adolescentes discotequeros y yuppies de Wallstreet. Si así son los héroes, me quedo con la gente común.

No se pierda el siguiente episodio: "El burdel del Caribe".